Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / Italia
 
 
14 DE FEBRERO

París y Venecia, los destinos más románticos para un San Valentín inolvidable

Un paseo en góndola, café y croissant en una terraza parisina o un recorrido por el Sena con vistas a Notre Dame son actividades que tienes que disfrutar en el fin de semana más especial con tu pareja.
 
Gran Canal de Venecia

Gran Canal de Venecia

Este año San Valentín cae en fin de semana. Una oportunidad especial y asequible para una escapada romántica de fin de semana. París y Venecia son dos de los destinos más visitados en lunas de miel pero aquí te recomendamos distintas actividades y planes que debes disfrutar con tu pareja, ya sea antes o después de tu boda.

Una ciudad pequeña y fácil de visitar en tres días. Venecia es una ciudad formada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, además del núcleo central también comparte laguna con las islas de Murano y Burano, ambas de recomendada visita; en especial durante el día, una excursión en vaporetto y ver el soplado de cristal son sus principales atractivos.

Venecia es una ciudad que hay que visitar paseando, ya sea perdiéndote entre sus pequeñas calles y plazas o a bordo de una góndola, el medio de transporte más recomendado junto con los 'vaporettos' ya que en la isla no existe tráfico rodado. Un paseo por la Plaza de San Marcos o admirar la iluminación del Puente de los Suspiros son enclaves donde descansar de éste laberíntico paseo.

Ya conocemos la deliciosa cocina italiana pero no puedes olvidar una cena romántica a orillas del Adriático, en especial en uno de los restaurantes de la isla de Torcello, o una noche en el Teatro La Fenice, dos planes nocturnos ideales para una pareja de enamorados.

Puente Rialto de Venecia

Puente Rialto de Venecia


El Sena y el Jardín de las Tullerías, visitas imprescindibles


A pesar de ser febrero, París sigue siendo la ciudad del amor, de los besos y donde los deseos más románticos se hacen realidad. La mitología cuenta que Cupido -dios del deseo amoroso- siempre lleva los ojos vendados y nunca elige dónde apuntar, pero el destino marcó la ciudad de París con la flecha del hijo de Venus. Precisamente la madre de este dios y esposa de Marte -dios de la guerra- es una de las visitas que nunca olvidan los turistas en el Museo del Louvre: La Venus de Milo.

Justo frente al museo más visitado del mundo se sitúa como antiguos jardines del palacio que ahora acoge el museo, el Jardín de las Tullerías. Un lugar especial, tranquilo y preferido por los enamorados para el paseo y el relax. Fuentes, laberintos y árboles centenarios acompañan este paseo hasta la Plaza de la Concordia, centro neurálgico y punto de cruce para comenzar los Campos Elíseos.

Tras este recorrido de mitología, cultura y naturaleza se recomienda la visita a uno de los barrios más jóvenes y románticos de la ciudad. El barrio de Belleville.

Campos de Marte de París

Campos de Marte de París


Situado en la colina más alta de la ciudad es uno de los rincones preferidos por los parisinos, lejos del turismo de masas, la colina ofrece una de las mejores perspectivas de la ciudad. En este barrio nació una de las voces más populares y sentimentales de Francia: Edith Piaf. Hoy en día el barrio sigue guardando ese espíritu multicultural y de refugio de los melancólicos, artistas e inmigrantes propio de años 20 de París.

Venecia y París, dos ciudades con un carácter donde San Valentín se presenta como la mejor excusa y pretexto para disfrutar de sus calles, rincones y momentos más románticos con tu pareja.
Alejandro Iriarte | 12 de Febrero de 2014